¿Qué es el niPGT-A y en qué consiste?

Dr. Antonio Urbano Carrillo
Genetista , Grupo Internacional de Reproduccion – UR Vistahermosa

Categoria:
Genética PGT / PGT-A

diagnóstico genético preimplantacional no invasivo de PGT-A sin biopsia
En este video podrás descubrir:
  • ¿Qué es la aneuploidía
  • ¿Es frecuente?
  • ¿Qué efectos tiene?
  • ¿Se puede detectar?
  • Técnicas para la detección de la aneuploidía
  • El niPGT-A
  • Resultados del niPGT-A
  • Limitaciones del niPGT-A
  • Indicaciones del niPGT-A

¿Qué es el niPGT-A y en qué consiste?

¿Te preguntas qué es niPGT-A y en qué consiste? El Dr. Antonio Urbano Carrillo, Genetista Clínico de la Unidad de Reproducción UR Vistahermosa de Alicante te explicará cómo se realiza y sus últimos avances.

El webinar fue conducido por Stéphanie Toulemonde, Coach Emocional de Fertilidad y cofundadora de She Oak en Barcelona.

¿Qué es la aneuploidía?

La dotación cromosómica de un individuo está ordenada en pares: tenemos un cromosoma que heredamos de nuestro padre y un cromosoma que heredamos de nuestra madre. Así tenemos 22 “parejas” de cromosomas que coinciden tanto en el hombre como en la mujer, y luego un par que es el par sexual que determina la sexualidad (en la mujer tendríamos dos cromosomas iguales que se llaman cromosomas X, mientras que en el varón tenemos un único cromosoma X y un cromosoma Y).

Esta es la situación normal, o euploide. Cualquier circunstancia que se desvíe de esta normalidad de 46 cromosomas es una aneuploidía.

La aneuploidía consiste en la presencia de uno o más cromosomas supernumerarios o la ausencia de cromosomas que lleva a un desequilibrio en la dotación cromosómica – es decir, cualquier situación diferente al 46XX o 46XY que hemos comentado antes.
Un ejemplo muy conocido es cuando en el cromosoma 21 no es un par, sino que es un trío, se llama una trisomía 21 y es lo que da lugar al síndrome de Down.

El objetivo del PGT-A, tanto el no invasivo como el invasivo, es identificar las aneuploidías en los embriones – es decir, determinar si falta o sobra algún cromosoma en los embriones.

¿Es frecuente?

Es relativamente frecuente porque la especie humana es muy mala reproduciéndose. Y está muy relacionado como la edad, sobre todo con la edad de la mujer. Es un hecho biológico que cuanto mayor es la edad de la mujer, más errores cromosómicos se van a producir en el feto. ¿Porqué? Porque la mujer ya nace con todos los ovocitos de los que va a disponer a lo largo de su vida. Cuanto más tiempo pasa, más probable es que ocurra un error cromosómico.
Así va disminuyendo la fertilidad con la edad de la mujer, y hay un punto clave a los 37-38 años, en el cual la fertilidad cae drásticamente y aumenta la probabilidad de tener un embarazo con alguna aneuploidía.
Es por esta razón también que a partir de los 40 años, se produce un aumento en la tasa de abortos y ocurre una mayor porcentaje de fetos con una trisomía.

Normalmente las aneuploidías son incompatibles con la vida, salvo aquellas que producen síndromes bastante graves, como el Síndrome de Down síndrome, el Síndrome de Patau o el síndrome de Edwards.

El riesgo mínimo de tener un embrión aneuploide ocurre alrededor de los 29 años y estamos hablando de prácticamente un 27-28% de tener un feto aneuploide. Con la edad esta tasa va aumentando para llegar a aproximadamente un 50% para las mujeres de 39-40 años (edad en la que suelen dirigirse a unidades de reproducción asistida) y a casi 90% para las mujeres de 45 años.

¿Qué efectos tiene?

La consecuencia es la letalidad, lo que para un embrión significa que no vamos a conseguir un embarazo de un niño sano – de aquí la importancia de poder detectar esta situación anómala en el embrión antes de la transferencia embrionaria.
Si el embarazo se produce de manera espontánea no podemos actuar sobre él. Entonces puede ocurrir un aborto, e incluso un aborto “preclínico” (es decir antes de darnos cuenta de que estamos embarazadas). Se ha demostrado que los embriones aneuploides conllevan un riesgo de un 86% de aborto, y en las transferencias de embriones aneuploides en 98% de los casos no se consiguen recién nacidos vivos cromosómicamente normales.

¿Se puede detectar? Técnicas para la detección de la aneuploidía

La letalidad entonces es casi absoluta, y el PGT-A es la técnica que con una sensibilidad del 98% nos permite detectar esta anormalidad.
Es muy interesante conocer cromosómicamente el estado del embrión antes de la transferencia para aumentar nuestras probabilidades de tener un niño sano, y por supuesto evitar problemas durante el embarazo y durante la vida del bebé.

Hasta hace poco, teníamos una única técnica que nos permitía con una certeza muy cercana a la absoluta llegar a conocer el estado cromosómico del embrión, y es la biopsia embrionaria. España es de los países europeos, sino el país europeo donde más biopsias se realizan cada año.

Hasta hace unos años, se hacía la biopsia en el tercer día de desarrollo del embrión. En este estadio, tenemos ocho células que se llaman blastómeras; se extrae una única célula para estudiarla y saber qué dotación cromosómica tiene este embrión.
Eso tenía ciertas limitaciones porque solamente estábamos estudiando una célula, podía ser que esta célula tuviera una dotación cromosómica diferente y podíamos entonces incluir un sesgo importante.
Lo que se está haciendo ahora desde hace ya unos años, es lo que llamamos el PGT-A 2.0, que es la biopsia del Trophoectodermo, al 5º o 6º día de desarrollo. En este caso, el embrión tiene dos partes: la masa célula interna que es la que va a formar el embrión, y una serie de células que es el trozo ectodermo y que va a formar en un futuro la placenta. Podemos extraer de ahí una serie de células y estudiarlas con mucha más garantia, porque estamos analizando más de una célula.

¿Qué conseguimos con esto? Conseguimos eliminar el factor edad (si utilizamos el PGT-A la tasa de implantación se mantiene estable con la edad) y disminuir los abortos de repetición.

Las indicaciones para usar el PGT-A son:

  • Edad materna ampliado (>37-38 años)
  • Abortos repetición
  • Fallos repetidos de FIV
  • Factor masculino severo

El niPGT-A

El PGT-A no invasivo es prácticamente lo mismo que el PGT-A, pero sin tener que realizar la biopsia.
Algunos trabajos ya describían desde el año 2013 que existe ADN genómico del embrión (que representa el embrión) en el medio de cultivo donde se está desarrollando y expulsando ADN.
Somos capaces en primer lugar de detectar ese ADN que expulsa el embrión al medio de cultivo, y en un segundo lugar hemos comprobado que es representativo de la dotación cromosomica del embrión. Por lo tanto, abre la puerta a poder realizar los estudios cromosómicos sin necesidad de realizar la biopsia embrionaria – es decir, de manera no invasiva, que no supone un riesgo para el embrión

¿Cómo funciona un PGT-A no invasivo?

Se fecunda el embrión y se mantiene en el Embryoscope, o en cualquier incubador (timelapse o no timelapse) desde el día de la fecundación hasta el día 4.
En el día 4 es necesario sacar el embrión del incubador, hacer un lavado muy a conciencia y dejarlo en cultivo unas 24-48 horas. Pasado ese tiempo, se vitrifica el embrión y se recoge el medio de cultivo donde ha estado el embrión 24-48 horas. Enviamos este medio de cultivo al laboratorio de genética para que sea estudiado.
Eso lo podemos hacer con un ciclo en fresco (es decir que acabamos de puncionar los ovocitos para obtener los embriones) o bien en un ciclo posterior con embriones vitrificados.
Ejemplo: una pareja tiene cinco embriones, se ha hecho la primera transferencia y vitrificado los cuatro embriones restantes, pero no se ha conseguido embarazo con el primer embrión. En este caso, no es demasiado tarde: se pueden desvitrificar y lavar los embriones, mantenerlos en cultivo y recoger ese medio de cultivo para analizar los embriones que quedan.

Resultados del ni PGT-A

La concordancia entre el embrión y el medio de cultivo está demostrada por varios estudios. En la presentación se presenta el ejemplo de una de nuestras unidades, donde después de analizar 44 embriones hemos obtenido una tasa de concordancia del 86,36%.

No tenemos una concordancia absoluta, y cabe la posibilidad de que exista algún falso positivo. Por lo tanto, esta técnica a día de hoy no puede sustituir todavía al 100% al PGT-A, pero es la única técnica no invasiva que nos da informació cromosomica real de un embrión, y entonces el mejor método no invasivo para poder saber si ese embrión tiene más probabilidades o no de dar lugar a un niño sano.

Estamos en una época de transición, y seguro que dentro de poco conseguiremos llegar al mismo grado de certeza con el ni PGT-A que con el PGT-A. Mientras tanto, tenemos que valorar los resultados que nos aporta esta técnica:

En nuestro caso, el ni PGT-A nos permite establecer tres grupos de embriones, y establecer recomendaciones para cada uno:
Grupo 1: Embriones sin alteraciones en el MC (probabilidad del 85% de ser euploide)
Grupo 2: Embriones con alteraciones segmentales y/o mosaicos (probabilidad del 31 84% de ser euploides)
Grupo 3: Embriones con alteraciones cromosómicas completas (probabilidad inferior al 30% de ser euploides)

Además, en el caso de las trisomías 21, 13 y 18, podemos utilizar el PGT-A no invasivo como screening: si hemos detectado una posible anomalía en el cromosoma 21, 13 o 18, entonces recomendamos a la pareja hacer un PGT-A para confirmar dicha posibilidad.

¿Qué limitaciones?

La razón por la que a día de hoy no podemos alcanzar una concordancia absoluta es la contaminación materna, que viene de células que se quedan adheridas al ovocito y que tienen una dotación cromosomica femenina procedente de la madre.

La principal limitación del ni PGT-A es que no tenemos una concordancia del 100% y podemos tener una tasa de aproximadamente 10% de falsos positivos – lo cual nos impide decir categóricamente que tenemos un embrión aneuploide.

Sin embargo, el PGT-A tienen un valor predictivo interesante y permite hacer un screening y una priorización de los embriones a trasferir.

¿Qué indicaciones para el ni PGT-A?

Parejas sin indicación de PGT A
Parejas con indicación de PGT-A (edad materna avanzada) pero que no quieren realizar una biopsia embrionaria
Parejas con buen pronóstico
Ovodonación
Parejas con alto número de embriones

Para terminar, esta técnica no nos va a servir para modificar los embriones que ya tenemos, sino que nos va a permitir detectar y seleccionar aquel embrión que vamos a transferir primero para conseguir el embarazo lo antes posible. Es una técnica de priorización.

Conclusiones

  • Las aneuploidías son letales. El 98 de transferencias de embriones aneuploides no dan embarazo o acaban en aborto.
  • Las aneuploidías están presentes en todas las franjas de edad de las mujeres, del 25% a los 29 años (1 de cada 4) al casi 90 a los 45 años (9 de cada 10)
  • Solo el PGT A o el ni PGT A nos da información sobre la dotación cromosómica del embrión
  • El PGT-A necesita una muestra del embrión mediante un procedimiento invasivo (biopsia)
  • El niPGT A es un sistema de PRIORIZACIÓN en base a la dotación cromosómica detectada en el medio de cultivo. De momento, NO se puede considerar diagnóstico
  • El niPGT A es el mejor método de selección embrionaria no invasiva, ya que es el único que estudia el número de cromosomas de los embriones
  • Ni el PGT A ni el niPGT A aumentan las tasas de embarazo acumulado, pero permiten conseguir el embarazo antes y evitar transferencias innecesarias

 

¿Qué calidad de embrión califica para el PGT-A o el PGT-A no invasivo?

Una de las limitaciones que tenemos a la hora de hacer un PGT-A invasivo (biopsia) es la calidad del embrión: hay embriones que no tienen la suficiente calidad para ser biopsiados, por lo tanto, se quedan fuera de ese diagnóstico.
En el caso del PGT-A no invasivo, la calidad también importa porque cuanto peor calidad tiene un embrión, menos ADN expulsa al medio de cultivo – y más probabilidades tenemos de que esa técnica falle.
Sin embargo, si en una indicación de PGT-A no se consigue hacer la biopsia por la calidad del embrión, es preferible obtener el medio de cultivo y analizarlo de manera indirecta a no analizarlo del todo.

¿También sube la tasa de aneuploidía con la edad del hombre?

La edad del hombre es importante en otro tipo de afectación genética. En genética, tenemos por un lado los cromosomas que son las imágenes que os hemos presentado y esto está muy relacionado directamente con la edad de la mujer; pero dentro de estos cromosomas, están los genes que provocan enfermedades, y estas variaciones en los genes están más relacionadas con la edad del hombre.
Es un hecho biológico: cuando nace una mujer, ya nace con todos sus gametos y no es lo mismo una célula que tiene que continuar su evolución después de 40 años que después de 20.
En un varón la gametogénesis se hace constantemente a lo largo de toda su vida fértil. Entonces es cierto que se producen más errores, pero están relacionados con errores en la carga genética y no cromosomica.

Tengo 34 años y una AMH de 4. Estoy en mi segunda FIV. En la primera, solo conseguimos un blaso viable genéticamente. En este segunda FIV, tuvimos cinco blastos y solo uno viable. Por los datos son porcentajes que no se corresponden con mi edad. ¿A qué puede ser debido? El semen parece estar bien ¿Deberíamos pasar por ovodonación o puede ser causa masculina o una mezcla?

Primero de todo, si no se han hecho cariotipo, les recomiendo que se lo hagan porque puede ser que haya una traslocación equilibrada que esté dando lugar a estas tasas de aneuploidía.
Para descartar la causa masculina, se debe hacer también un FISH.
Si ambas pruebas salen normales y el seminograma es más o menos normal, la ovodonación puede solucionar el problema.

Experto
Picture of Dr. Antonio Urbano Carrillo

Dr. Antonio Urbano Carrillo

El Dr. Antonio Urbano Carrillo es un Genetista Clínico. Doctor en Biología por la Universidad Miguel Hernández (UMH). Máster en Biotecnología por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) y Máster en Genética y Medicina Reproductiva por la Universidad Miguel Hernández (Alicante). Es responsable del área de diagnóstico genético molecular y preimplantatorio de la Unidad de Genética del Grupo Internacional UR (Hospital Vistahermosa en Alicante). Profesor asociado en la Universidad Miguel Hernández y docente en el Máster en Genética y Medicina Reproductiva de la UMH, en el Curso de Experto en Genómica de EADE Málaga, en el Curso de Actualización en Genética Humana 3ª edición (AEGH) y en las Aplicaciones de la Genética en la Reproducción Humana Asistida (Grupo de Interés de Genética de ASEBIR). Es miembro de la Comisión de Genética Reproductiva de AEGH y miembro de ASEBIR.
Moderadora
Picture of Stephanie Toulemonde

Stephanie Toulemonde

Stephanie Toulemonde, es madre por FIV de 2 niñas preciosas y Coach de Fertilidad. Ha vivido la infertilidad y la reproducción asistida – y las montañas rusas emocionales que conllevan estos procesos: la ilusión de crear una familia mezclada con sentimientos más complejos – las decepciones, la tristeza, el estrés, el enfado, los celos, la soledad, la culpabilidad, los pinchazos, la espera, etc. Después de tener a sus niñas, sintió la necesidad de actuar y de hacer algo para ayudar y apoyar a las mujeres y parejas. Se formó y certificó como coach profesional en CTI (Coaches Training Institute) y desde el año 2017 acompaña a personas que están en tratamientos de fertilidad. A través del coaching, les ayuda a vivir mejor el proceso, a aceptar sus emociones, a reconectar con la confianza, a tomar decisiones a veces complicadas, a comunicar con su entorno, a valorar otras facetas de su vida y a no vivir 100% para y por este deseo de maternidad o paternidad. También, es cofundadora de la asociación She Oak en Barcelona – una asociación sin ánimo de lucro que proporciona a futuros padres un apoyo emocional, psicológico y fisiológico (a través de las terapias naturales).

Descargo de responsabilidad:

La información publicada en misRespuestasdeFertilidad.es se proporciona únicamente con fines informativos; no están destinados a tratar, diagnosticar o prevenir ninguna enfermedad, incluido el tratamiento de la infertilidad. Los servicios proporcionados por misRespuestasdeFertilidad.es no están destinados a reemplazar una relación personal con un profesional de la salud calificado y no tienen la intención de ser un consejo médico. MisRespuestasdeFertilidad.es recomienda discutir las opciones de tratamiento de FIV con un especialista en infertilidad.

Detalles de contacto: The European Fertility Society C.I.C., 2 Lambseth Street, Eye, England, IP23 7AG
Copyright 2024, The European Fertility Society C.I.C.
¡Haz ahora una donación a la Sociedad Europea de Fertilidad!
Tu donación hará que la Sociedad Europea de Fertilidad garantice apoyo y educación a los pacientes que luchan contra la infertilidad.
Donativo único:
Monthly donation: